Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las apuestas progresivas en blackjack son muy importantes y no deben subestimarse cuando se está jugando cualquier juego de cartas. A continuación, se presentan una serie de temas que son explicados con todo lujo de detalles en los siguientes renglones. ¡Tan solo tiene que pinchar en cada uno de los temas para obtener más información!

Importancia de las Apuestas Progresivas en Blackjack

Muchos jugadores de blackjack, tras dominar la estrategia básica y los principios del conteo de cartas, siguen sin obtener ganancias en el juego. La razón tras ello es que no saben cómo apostar adecuadamente. Familiarizarse con las apuestas progresivas en el blackjack es la tercera pieza del rompecabezas tras la estrategia básica y el conteo de cartas. ¿Por qué son importantes las apuestas progresivas en el blackjack? Para contestar a esta pregunta, hay algunas cuestiones que merecen ser explicadas con más detalle. En primer lugar, las apuestas progresivas ofrecen un plan de ataque. Sin un plan sólido de apuestas, un jugador de blackjack se ahogará. No importa cuánto conocimiento y habilidades tenga sobre el juego, estará perdido si no sabe como apostar porque no puede sencillamente sentarse y tirar su dinero en cada mano. Un jugador de blackjack inteligente sabe cuando aumentar sus apuestas y cuando rebajarlas.

¿Está listo para jugar al blackjack con dinero real? Visite el casino Spinpalace hoy mismo y lea las opiniones. Disfrute de un bono en uno de los casinos online más seguros que existen. También podrá jugar desde su teléfono móvil.

En segundo lugar, las apuestas progresivas en blackjack le ayudarán a administrar sus fondos de una manera más efectiva. Sus fondos son la herramienta más importante en su arsenal de blackjack. Sin un fondo, estará fuera de juego. No se puede jugar sin dinero, y todas sus habilidades no serán útiles si está en la quiebra. El uso de un sistema de apuestas progresivas le ayudará a establecer límites de pérdidas y ganancias, ambos extremadamente importantes.

Por último, pero no menos importante, es el hecho de que las apuestas progresivas le convertirá en un mejor contador de cartas. Apostar de esta manera le permitirá centrarse en el recuento en blackjack y saber si la baraja es favorable para usted o para el casino. La estrategia de progresión que desee utilizar dependerá de si es usted capaz, o no, de ganar múltiples manos de blackjack seguidas y eso es algo que solo podrá hacer si conoce el recuento.

La estrategia básica, el conteo de cartas, y las apuestas progresivas van de la mano a la hora de ayudarle a obtener beneficios en el blackjack. No es razonable esperar ganar continuamente sin tener experiencia en estas tres áreas. Deberá invertir tanto tiempo practicando su estrategia de apuestas como practicando los otros dos factores. En el siguiente enlace podrá jugar al blackjack para entretenerse.

Los Fundamentos de las Apuestas Progresivas en Blackjack

El mejor modo de aumentar sus conocimientos sobre las apuestas progresivas es mostrarle algunos ejemplos y cómo funcionan. Antes de hacer esto, hay unos cuantos conceptos básicos que necesita entender.

Cuando se habla de una apuesta real llevada a cabo en blackjack mediante una progresión de apuestas, el término utilizado es siempre unidad. Una unidad es siempre igual a la apuesta mínima de la mesa de blackjack. Por ejemplo, cuando la apuesta mínima en una mesa de blackjack es $5, entonces una unidad equivale a $5. En todos los ejemplos mostrados aquí, en Counting Edge, utilizaremos unidades para demostrar cómo funcionan las apuestas progresivas.

Hay otra ventaja que acompaña al igualar una apuesta mínima a una unidad en el blackjack. Cuando se utilizan apuestas progresivas, se llegará a un momento en el que la baraja se vuelve muy favorable al jugador, quien podrá ganar entonces varias manos seguidas. La apuesta puede llegar a ser muy elevada y, psicológicamente, será mucho más fácil para un jugador hacer una apuesta alta cuando piense en términos de unidades. Vamos a suponer que la unidad es de $10. En muchas apuestas progresivas en blackjack ganar cinco manos seguidas supondrá unos beneficios de $160 en la siguiente mano. Para algunos jugadores de blackjack este tamaño de apuesta está fuera de su zona de confort. Si piensa que ha hecho una apuesta de 16 unidades, le resultará mucho más fácil empujar esas fichas hacia el recuadro de apuestas. No permita que una aversión mental le prohíba realizar la apuesta que hay que hacer para tener éxito en el blackjack. Piense siempre en términos de unidades en lugar de en cantidades de dólares.

Una apuesta progresiva comienza, por lo general, con dos unidades o dos veces la apuesta mínima de la mesa. En una mesa de blackjack de $5, su apuesta inicial normalmente será de $10. En una mesa de $25 será de $50, y así sucesivamente. La mayoría de los métodos de progresión de apuestas incorporan esta posibilidad con el fin de permitir que el jugador «estire» sus ganancias tras la primera mano que gane en una progresión. Consulte el artículo de Counting Edge sobre el método de apuestas «up and pull» gestionando el dinero de blackjack.

Como su nombre indica, todos los sistemas de apuestas progresivas implican un aumento lógico de su apuesta ganadora. Estos métodos están diseñados para apostar más cuando se está ganando y menos cuando se está perdiendo, protegiendo y preservando sus fondos.

Los Peligros de las Apuestas Progresivas en Blackjack

Una sencilla búsqueda en internet revelará un gran número de ventas de sistemas de apuestas progresivas en blackjack. Muchas de las personas que venden sistemas de progresión son aficionados que ofrecen un sistema diseñado para que usted pague $49 o más a cambio de información obsoleta e ineficaz.

Cuando se trata de poner en práctica apuestas progresivas en blackjack, una información incorrecta puede tener consecuencias negativas. La verdad es que el blackjack es un juego que no se presta a utilizar automáticamente apuestas progresivas y muchas progresiones que funcionan en otros métodos de juego, sencillamente no funcionan en blackjack.

La razón tras ello es que los sistemas de apuestas progresivas dependen de rachas de suerte. Para que un jugador obtenga ganancias con las apuestas progresivas, deberá ganar muchas apuestas seguidas. El blackjack es un juego que implica muchas oscilaciones, y es muy raro que un jugador sea capaz de enhebrar las suficientes manos hasta conseguir que las apuestas progresivas funcionen.

El peligro al utilizar las apuestas progresivas en blackjack es que el jugador puede verse fácilmente en una situación donde no tenga los fondos necesarios para realizar una apuesta lo suficientemente alta como para equilibrar el juego y comenzar su progresión una vez más. Un excelente ejemplo de ello sería el Sistema Martingale o cualquier otro sistema que incluya aumentar una apuesta tras perder una mano. Veamos un ejemplo.

La progresión que decida utilizar le obligará a doblar su apuesta mínima tras cada pérdida. En una mesa de blackjack de $5, la progresión funciona de esta manera: se comienza apostando una unidad y, si pierde, doblará en su próxima apuesta a dos unidades. Si pierde de nuevo, su próxima apuesta deberá ser de 4 unidades. Si pierde una vez más, tendrá que apostar 16 unidades solo para conseguir igualar a la casa. ¡En este escenario, 16 unidades equivalen a $80! Esto es una apuesta alta para una mesa de blackjack de $5, y esta cantidad se alcanza tras perder tan solo cinco manos seguidas.

Cualquier persona que haya jugado unas pocas horas al blackjack alguna vez sabe que es posible perder cinco, seis o incluso siete manos seguidas. Por esta razón, el uso incorrecto de las apuestas progresivas puede resultar peligroso, especialmente si no se tiene ningún conocimiento sobre la estrategia básica o el conteo de cartas. La capacidad para contar cartas es obligatoria cuando se utiliza una progresión en el blackjack. Como jugador, usted deberá saber cuándo abandonar la progresión hasta que la baraja le sea favorable.

Tras aclarar esto, hay que decir que existen maneras de utilizar un sistema de progresión con éxito al jugar al blackjack.

Diferentes Tipos de Apuestas Progresivas en Blackjack

La mayoría de los sistemas de apuestas en el blackjack pueden clasificarse bajo una de las siguientes categorías:

  • Aumentar apuestas cuando se pierde.
  • Aumentar apuestas cuando se gana.

Como ya hemos comentado en otro apartado, aquellos sistemas que obligan al jugador a aumentar sus apuestas tras perder son inherentemente defectuosos y no funcionarán en una mesa de blackjack. Es muy fácil que el jugador pierda muchas manos seguidas, corriendo el riesgo de no poder ni siquiera equilibrar el juego a menos que tenga un gran fondo. Manténgase alejado de cualquier sistema de apuestas progresivas que implique el aumento de las apuestas tras una mano perdedora.

Los únicos sistemas de progresión que funcionan en blackjack son aquellos que obligan al jugador a aumentar sus apuestas tras una mano ganadora. No obstante, es importante señalar que incluso estos sistemas no funcionarán en el blackjack si el jugador no entiende la estrategia básica o no sabe cómo contar cartas.

Hay una buena regla a recordar siempre que apueste en cualquier juego en un casino: apueste más cuando esté ganando y menos cuando esté perdiendo. Si desea jugar en serio, y tener la oportunidad de obtener ganancias, esta es la regla de apuestas qué no se puede romper.

Ejemplos de Apuestas Progresivas Negativas en Blackjack

En la sección anterior, hemos identificado los dos tipos de apuestas progresivas en blackjack. Ahora vamos a echar un vistazo más detallado a algunos ejemplos de cada tipo de sistema, comenzando con la progresión negativa. La progresión negativa es la que obliga al jugador a aumentar sus apuestas tras perder una mano. La idea básica de un sistema de progresión negativa es dar al jugador una manera de seguir igualado a la casa hasta que consiga una racha de manos ganadoras.

Una progresión de apuestas negativa, por lo general, comienza con una apuesta igual al mínimo de la mesa. Como ejemplo, digamos que usted está jugando al blackjack en una mesa con una apuesta mínima de $5. Para empezar, hace una apuesta de $5 (una unidad). Lo que sucede después depende de si gana o pierde esta mano. Si usted gana, deseará hacer otra apuesta de un mínimo de $5 (una unidad). Si pierde, doblará la próxima apuesta a $10 (dos unidades). Vamos a ver cómo funciona esto a través de una serie de manos en la mesa de blackjack. En las diez manos bajo estas líneas, G se utiliza para indicar una mano ganadora y P se utiliza para indicar una mano perdedora:

  • G-G-G-P-G-P-P-P-G-P

En este ejemplo debería apostar de la siguiente manera:

  • Mano 1 —– 1 unidad
  • Mano 2 —– 1 unidad
  • Mano 3 —– 1 unidad
  • Mano 4 —– 1 unidad
  • Mano 5 —– 2 unidades
  • Mano 6 —– 1 unidad
  • Mano 7 —– 2 unidades
  • Mano 8 —– 4 unidades
  • Mano 9 —– 8 unidades
  • Mano 10 —- 1 unidad

APUESTAS TOTALES—- 22 unidades

Ahora, veamos los beneficios de su inversión en cada mano:

  • Mano 1—- +1 Unidad
  • Mano 2 —– +1 Unidad
  • Mano 3 —– +1 Unidad
  • Mano 4 —– -1 Unidad
  • Mano 5 —– +2 Unidads
  • Mano 6 —– -1 Unidad
  • Mano 7 —– -2 Unidades
  • Mano 8 —– -4 Unidades
  • Mano 9 —– +8 Unidades
  • Mano 10 —- -1 Unidad

BENEFICIOS TOTALES —- +4 unidades

En el ejemplo que acabamos de mostrar, su progresión negativa habría generado una ganancia de 4 unidades ($20) en diez manos. ¡No está mal! No obstante, deberá tener en cuenta que en esta serie de apuestas ha ganado el 50% de las veces. En un juego de blackjack real esto raramente sucede. La ventaja de la casa garantiza que usted gane en el blackjack menos del 50% de las manos. Incluso si usted conoce la estrategia básica y sabe cómo contar cartas, no es razonable esperar ganar el 50% de las manos. Por lo tanto, vamos a ver una progresión de apuestas negativas más realista en las que se gana el 30% de las manos en una secuencia de diez manos:

  • P-P-P-G-G-G-P-P-P-P

Sus Apuestas:

  • Mano 1 —– 1 Unidad
  • Mano 2 —– 2 Unidades
  • Mano 3 —– 4 Unidades
  • Mano 4 —– 8 Unidades
  • Mano 5 —– 1 Unidads
  • Mano 6 —– 1 Unidad
  • Mano 7 —– 1 Unidads
  • Mano 8 —– 2 Unidades
  • Mano 9 —– 4 Unidades
  • Mano 10 —- 8 Unidad

APUESTAS TOTALES— 32 unidades

Sus Beneficios:

  • Mano 1 —– -1 Unidad
  • Mano 2 —– -2 Unidades
  • Mano 3 —– -4 Unidades
  • Mano 4 —– +8 Unidad
  • Mano 5 —– +1 Unidades
  • Mano 6 —– +1 Unidad
  • Mano 7 —– -1 Unidades
  • Mano 8 —– -2 Unidades
  • Mano 9 —– -4 Unidads
  • Mano 10 —- -8 Unidades

BENEFICIOS TOTALES — -12 unidades

En este ejemplo, habrá perdido un total de $60 en una mesa de blackjack de $5 en diez manos. Incluso peor, se le obligará a apostar en el transcurso de las diez manos.

Como se puede observar, una progresión negativa en blackjack es un caso perdido. Si tiene suerte y gana varias manos seguidas conseguirá un pequeño beneficio al principio. Sin embargo, la ventaja de la casa garantiza que no pueda soportar una racha perdedora y esto le resultará costoso. Siempre que utilice una progresión negativa de apuestas en blackjack, obtendrá un pequeño beneficio o perderá una gran parte de sus fondos.

Ejemplos de Apuestas Progresivas Positivas en Blackjack

En estos momentos, seguramente estará pensando que las apuestas progresivas en blackjack no son tan buena idea después de todo, y tiene razón. Teniendo en cuenta lo que le hemos mostrado, conseguir beneficios en el blackjack con un sistema de progresión no parece posible. El primer paso para mostrar que las progresiones pueden ser utilizadas con éxito es ofrecerle algunos ejemplos de una progresión positiva.

Una progresión positiva es aquella que le obliga a aumentar sus apuestas al ganar. Para que un sistema de apuestas funcione, deberá ser capaz de sacar partido a las rachas de suerte que se producen cuando gana varias manos seguidas. Una progresión positiva está pensada para ayudarle a sacar el máximo partido de las rachas ganadoras.

En una progresión positiva también se comienza con la apuesta mínima de la mesa, o con una unidad. Algunas progresiones positivas tienen que comenzar con dos unidades: como es el caso de las apuestas “up and pull”, pero por ahora vamos a ver un ejemplo típico. Utilizaremos las mismas diez manos que hemos utilizado como ejemplo anteriormente en la progresión negativa. Esta es la secuencia, con la G representando una mano ganadora y la P representando una perdedora:

  • G-G-G-P-G-P-P-P-G-P

En este escenario de progresión positiva apostará una unidad para empezar y doblará su apuesta tras cada mano ganadora. Cuando pierda una mano, su próxima apuesta volverá a una unidad y la progresión comenzará de nuevo.

A continuación, aparecen las apuestas que podría haber llevado usted a cabo en esta progresión positiva:

  • Mano 1 —– 1 Unidad
  • Mano 2 —– 2 Unidades
  • Mano 3 —– 4 Unidad
  • Mano 4 —– 8 Unidades
  • Mano 5 —– 1 Unidades
  • Mano 6 —– 2 Unidades
  • Mano 7 —– 1 Unidades
  • Mano 8 —– 1 Unidades
  • Mano 9 —– 1 Unidades
  • Mano 10 —- 2 Unidad

APUESTAS TOTALES—- 23 unidades

Sus beneficios bajo este sistema de progresión serán los siguientes:

  • Mano 1 —– +1 Unidad
  • Mano 2 —– +2 Unidades
  • Mano 3 —– +4 Unidades
  • Mano 4 —– -8 Unidades
  • Mano 5 —– +1 Unidad
  • Mano 6 —– -2 Unidades
  • Mano 7 —– -1 Unidad
  • Mano 8 —– -1 Unidad
  • Mano 9 —– +1 Unidad
  • Mano 10 —- -2 Unidades

BENEFICIOS TOTALES—- -5 unidades

Seguramente este resultado no le hará muy feliz, ¿verdad? Y recuerde, en este ejemplo usted gana el 50% de las manos. Vamos a echar un vistazo al segundo ejemplo en el que se gana el 30% de las manos.

  • P-P-P-G-G-G-P-P-P-P

Sus Apuestas:

  • Mano 1 —– 1 Unidad
  • Mano 2 —– 1 Unidad
  • Mano 3 —– 1 Unidad
  • Mano 4 —– 1 Unidad
  • Mano 5 —– 2 Unidades
  • Mano 6 —– 4 Unidades
  • Mano 7 —– 8 Unidades
  • Mano 8 —– 1 Unidad
  • Mano 9 —– 1 Unidad
  • Mano 10 —- 1 Unidad

Sus Beneficios:

  • Mano 1 —– -1 Unidad
  • Mano 2 —– -1 Unidad
  • Mano 3 —– -1 Unidad
  • Mano 4 —– +1 Unidad
  • Mano 5 —– +2 Unidades
  • Mano 6 —– +4 Unidades
  • Mano 7 —– -8 Unidades
  • Mano 8 —– -1 Unidads
  • Mano 9 —– -1 Unidads
  • Mano 10 —- -1 Unidad

BENEFICIOS TOTALES — -7 unidades

A estas alturas puede parecer que ningún sistema de apuestas, ya sea positivo o negativo, es válido. Párese un momento a mirar más detenidamente. En el ejemplo de progresión negativa, al ganar el 30% de las manos repartidas, usted apuesta 32 unidades para obtener un rendimiento total de -12 unidades.

En la progresión positiva, utilizando el mismo ejemplo, usted apuesta 21 unidades para obtener un rendimiento total de -7 unidades.

Hay dos cuestiones que se hacen evidentes de inmediato sobre el uso de una progresión de apuestas positiva en el blackjack:

Cuando se utiliza una progresión de apuestas positiva, usted limita sus pérdidas, por lo que una progresión positiva es preferible a una negativa. A pesar de que una progresión positiva es mejor que una negativa, todavía no es suficiente para convertirle en un ganador a una mesa de blackjack.

Cómo Utilizar con Éxito una Apuesta Progresiva en Blackjack

 

Tras leer las secciones anteriores, tendrá una amplia idea sobre las apuestas progresivas en blackjack y cómo funcionan. Deberá familiarizarse con ambas progresiones, negativas y positivas, y con los inconvenientes de cada sistema. Ahora es el momento de brindarle las últimas notas informativas que necesita para utilizar con éxito un sistema de apuestas progresivas en blackjack.

Hay tres elementos que pueden convertirle en ganador en una mesa de blackjack. Estos elementos son la estrategia básica, el conteo de cartas, y un adecuado sistema de apuestas. El sistema de progresión que usted decida poner en práctica es el último de los tres elementos, ya que el método que utilice para apostar resultará irrelevante si no entiende los dos primeros conceptos. De esta manera, una vez haya dominado la estrategia básica y aprendido a contar cartas, estará preparado para poner en práctica un sistema de apuestas que le permita obtener ganancias. Las siguientes reglas le ayudarán a decidir qué sistema utilizar.

La regla número uno es utilizar siempre una progresión positiva de apuestas. El objetivo de un sistema de apuestas es sacar provecho de sus rachas ganadoras en la mesa de blackjack, y esto significa aumentar sus apuestas cuando gana una mano y nunca subirlas cuando esté perdiendo. No seguir esta regla le convierte en un apostador, no en un jugador de blackjack serio.

La regla número dos es comenzar su progresión cuando la baraja esté a su favor. En ese momento es cuando sus conocimientos sobre el conteo de cartas entran en acción. Deberá poner en práctica el sistema de progresión solo cuando el conteo real de la baraja sea muy alto. Esto le ofrecerá una mejor oportunidad de generar una gran racha de victorias. Recuerde que siempre ganará menos del 50% de las manos que se juegan en una sesión larga. Si esto no fuera así, los casinos quebrarían. El truco está en saber cuando esas manos ganadoras son propensas a llegar y apostar adecuadamente. Cuando la baraja está «pesada», lo cual significa que el conteo real es alto, deberá comenzar a utilizar su progresión positiva. Cuando la baraja está «ligera», lo cual significa que el conteo real es bajo, tendrá que continuar apostando el mínimo de la mesa.

La regla número tres consiste en no intentar nunca recuperar las pérdidas elevando una apuesta. Si ha perdido varias manos seguidas, tendrá la tentación de hacer una apuesta alta con el fin de conseguir equilibrar el juego. Esta idea no funcionará. El blackjack es un juego de paciencia y tendrá que esperar hasta que la baraja se haga “pesada” antes de llevar a cabo apuestas altas. Esto significa que tendrá que aguantar tres o cuatro zapatos hasta que el conteo sea alto.

La regla número cuatro es apartar siempre parte de las ganancias en cada mano ganadora. Es en este punto donde mucha gente comete errores al utilizar una progresión de apuestas en blackjack. Muchos jugadores piensan que un sistema de progresión de apuestas significa doblar la apuesta tras cada mano ganadora. En lugar de ello, guarde parte de cada apuesta ganadora y aumente las siguientes apuestas por unidades. Por ejemplo, si está apostando $10 por mano en una mesa $5, entonces deberá aumentar cada apuesta ganadora en la mano siguiente en $5:

  • Mano Una ——-Apuesta $10—-Gana
  • Mano Dos ——-Apuesta $15—-Gana
  • Mano Tres —–Apuesta $20—-Gana
  • Mano Cuatro ——-Apuesta $25—-Gana

En el ejemplo anterior se ha conseguido una racha ganadora de cuatro manos seguidas. Después de cada mano ganadora, se ha aumentado la apuesta a $5, o una unidad. En la primera mano se aparta una ganancia de $5. En la segunda mano, se aparta una ganancia de $10. En la tercera mano, se aparta una ganancia de $15, y así sucesivamente. Elevar las apuestas una unidad a la vez es una de las claves para conseguir que funcione una progresión de apuestas en blackjack. Tan pronto como se pierda una mano, se deberá comenzar la progresión de nuevo con la apuesta mínima.

Si sigue las cuatro reglas anteriores, y combina su sistema de progresión con una comprensión del conteo de cartas y de la estrategia básica en blackjack, podrá convertirse en una leyenda del blackjack. Los casinos temblarán de miedo cada vez que usted se siente en una mesa.

Sistemas de Apuestas en Blackjack al Descubierto

Existen muchos sistemas de apuestas en blackjack que se pueden llevar a la práctica durante el juego. Estos son algunos de los más interesantes que creo le resultará divertido conocer:

Visit LasVegasUSA

Get
$3,000!

150% up to $3,000 Free
Click Here
*Online since 1999! We Love it!
close-link