Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El sistema de apuestas D’ Alembert es algo único, ya que fue diseñado para ser utilizado con una variedad de juegos de azar en casinos, especialmente aquellos que involucran cartas. Como nuestro enfoque principal es el blackjack, observaremos el D’ Alembert desde ese ángulo. Aunque, cuando se domina por completo, es igualmente adaptable a dados y a la ruleta. Se cree que el matemático francés Jean le Rond d’ Alembert fue la persona que inventó este sistema de apuestas, basado en una teoría que él denominaba “el equilibrio de la naturaleza». No sorprende que el sistema D’ Alembert estuviera tremendamente influenciado por el sistema Martingale, ya que ambos se originaron en Francia. El objetivo final del D’ Alembert es prácticamente el mismo que el de Martingale. El jugador intenta obtener dinero a la par o una pequeña ganancia. Entre los sistemas de apuestas, el D’ Alembert se clasifica como un sistema de progresión negativa, y aquí es donde se desvía del Martingale. En el sistema D’ Alembert, el jugador desarrolla su jugada a través de una progresión de apuestas reducidas. En otras palabras, la filosofía subyacente es reducir las apuestas cuando se está ganando. Esta es una de las grandes debilidades del sistema D’ Alembert.

Como hemos demostrado en muchos otros artículos en Counting Edge, las progresiones de apuestas negativas son particularmente inadecuadas en el blackjack. Los sistemas de progresión negativa, como el D’ Alembert, requieren un capital o fondo mucho mayor para ejecutar la progresión con éxito. El jugador de blackjack principiante los encontrará especialmente desagradables. No obstante, a efectos de información, en los siguientes párrafos se presenta un ejemplo de cómo funciona el D’ Alembert en una mesa de blackjack.

¿Está listo para jugar al blackjack con dinero real? Visite el casino Spinpalace hoy mismo y lea las opiniones. Disfrute de un bono en uno de los casinos online más seguros que existen. También podrá jugar desde su teléfono móvil.

En el sistema D’Alembert, el jugador aumenta las apuestas tras una pérdida y las reduce tras una ganancia.

Veamos una serie de manos utilizando el sistema:

  • Mano 1——-Apuesta 4 unidades—-Pierde
  • Mano 2——-Apuesta 8 unidades—-Pierde
  • Mano 3——-Apuesta 16 unidades—Gana
  • Mano 4——-Apuesta 8 unidades—-Gana
  • Mano 5——-Apuesta 4 unidades—-Gana

Vuelva a comenzar la progresión con una apuesta de cuatro unidades.

De entrada, el Sistema D’Alembert tiene buena pinta. En el escenario anterior, compuesto por cinco manos de blackjack, un jugador apuesta un total de 46 unidades para obtener un beneficio neto de 16 unidades. De hecho, una buena racha de manos ganadoras de blackjack puede convertirse en un buen beneficio cuando se utiliza el D’Alembert. Pero tras una inspección más detenida, se pueden identificar los peligros de este sistema de apuestas.

Debido a que el sistema exige al jugador doblar su apuesta tras cada pérdida, el peligro inherente de ser eliminado tras una mala racha es muy elevado. Si un jugador pierde tan solo cinco manos seguidas, la sexta apuesta en la progresión (128 unidades en el ejemplo anterior) excedería el máximo de la mesa fijado por el casino para reducir la efectividad de los sistemas de apuestas como el D’Alembert y el Martingale. En otras palabras, el jugador no será capaz de hacer una apuesta lo suficientemente alta como para conseguir ni siquiera igualar a la casa. El blackjack, quizás más que cualquier otro juego de cartas en el casino, es un juego de rachas y altos y bajos. Esto hace del D’Alembert un sistema muy peligroso para su uso en el blackjack.

También habrá notado que el sistema de D’Alembert requiere que usted sea capaz de comenzar con una apuesta de cuatro veces el mínimo de la mesa. Esto es debido a que el sistema le obliga a reducir sus apuestas al ganar. ¡Si comienza con el mínimo de la mesa no hay nada que reducir cuando gana las primeras manos! Por lo tanto, tenemos que volver al ejemplo anterior y asumir una racha perdedora al principio:

  • Mano 1——Apuesta 4 unidades—-Pierde
  • Mano 2——Apuesta 8 unidades—-Pierde
  • Mano 3——Apuesta 16 unidades—-Pierde
  • Mano 4——Apuesta 32 unidades—-Pierde
  • Mano 5——Apuesta 64 unidades—-Pierde
  • Mano 6—–Excede el Máximo de la Mesa

¿Cómo se traduce el ejemplo anterior en dólares reales en una mesa de blackjack? Supongamos que usted está jugando en una mesa de $5. En tan sólo cinco manos  ha perdido un total de 124 unidades. Esto es: 124 x $5 = $620. Imagínese perder $620 dólares en tan solo cinco manos de blackjack, ¡y en una mesa de $5! Si tiene la mala suerte de verse envuelto en una racha como ésta con tan solo sentarse a la mesa, mejor se levanta y se aleja de la mesa, incluso antes de darle tiempo a la camarera a ofrecerle una bebida gratis.

Cualquiera que haya jugado al blackjack le dirá que es muy posible perder cinco, seis, siete, o incluso más manos consecutivas. Esta es la razón por la cual el sistema D’ Alembert es tan peligroso. Si usted no gana unas pocas manos de manera inmediata, el D’ Alembert es casi inútil y tiene la capacidad de acabar con todo su capital reservado para el blackjack. Existen otros sistemas de apuestas en blackjack que le darán una mayor posibilidad de recompensa y reducirán al mínimo el riesgo.

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.
Visit CasinoMAX

Get
$1,500!

150% up to $1,500 Free
Click Here
*Also claim 20 Free Spins!
close-link