Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

O sea, desea convertirse en un contador de cartas de blackjack. Ha comprado y leído todos los libros sobre el tema, ha visto la película “21” al menos veintiuna veces, y ha practicado en su casa durante horas y horas. Estas listo para dar el salto. La vida glamorosa y sexy de un experto jugador de blackjack de altos vuelos lleva su nombre.

Antes de salir de Counting Edge y correr hacia el casino más cercano, le mostraremos qué puede encontrarse allí. A los casinos no le gustan los contadores de cartas, ni tan sólo un poquito. Los casinos hacen un gran esfuerzo para identificar y sancionar a contadores de cartas. Es posible que no vaya a la cárcel por contar cartas, pero puede que le prohíban la entrada en el casino la próxima vez y que tenga que pasar la vergüenza de ser expulsado.

¿Está listo para jugar al blackjack con dinero real? Visite el casino Spinpalace hoy mismo y lea las opiniones. Disfrute de un bono en uno de los casinos online más seguros que existen. También podrá jugar desde su teléfono móvil.

Si usted está pensando seriamente en convertirse en un jugador de blackjack y contador de cartas profesional, es necesario comprender las cosas que hacen que el radar del casino empiece a parpadear cuando detecta a un contador, y las formas en las que usted puede ocultar sus habilidades.

Los Cinco Mayores Errores Cometidos Por Los Contadores De Cartas

Hay muchas cosas que pueden hacer que un casino sospeche que usted es un contador de cartas. Incluso jugadores de cartas profesionales han sido víctimas de uno de los siguientes errores:

En el blackjack, en boca cerrada no entran moscas. Si comienza a correrse la voz de que usted es un contador de cartas, sobre todo dentro del casino, esté seguro de que le van a identificar. Podría pensar que presumir con la camarera sobre el gran golpe que ha conseguido darle al casino es algo bueno, pero no seguirá pensando lo mismo cuando ella se lo comunique al supervisor de turno. La gente que trabaja en el casino siente lealtad por el casino, no por usted. Lo mismo ocurre con otros jugadores a los que no conozca. A menudo, los casinos utilizan una estantería o una planta para identificar a los contadores de cartas.

Las cosas no son tan fáciles como parecen. ¿Cree que los contadores de cartas pasan todo su tiempo libre en el club de caballeros disfrutando de la compañía de una bailarina, dándose masajes en el spa del casino, o haciendo un striptease en una limusina? Olvídese de lo que ha visto en las películas. Si empieza a despilfarrar lo conseguido con su conteo de cartas como si fuese Don Corleone, llamará mucho la atención. En cuanto al conteo de cartas se refiere, cualquier tipo de atención es una mala atención.

La avaricia no es buena consejera. Algunos de los mejores contadores de cartas de la historia se han arruinado debido a este error, se volvieron ambiciosos. Saber cuándo irse y volver más tarde es una habilidad importante en un contador de cartas. En palabras del gran apostador Amarillo Slim: «puedes trasquilar una oveja muchas veces, pero sólo le puedes quitar la piel una vez».

Vigilar la actitud. A nadie le gusta una broma desagradable y arrogante. Ese tipo de actitudes no funcionan en otras facetas de la vida, así que ¿por qué cree que funcionarán en la mesa de blackjack? Muchos contadores de cartas piensan eso. Si insiste en maltratar al crupier y al personal, como hacía Joe Pesci en la película “Casino”, las cosas le van a ir mal. No tiene sentido que espere caerle bien a la gente que trabaja en el casino, ¿verdad? Es más fácil que ellos sospechen de una persona que les cae mal antes que de alguien que parece encantador.

Emborracharse es malo para usted. Beber y contar cartas son una mala combinación. Algunos jugadores de cartas de gran talento, como Stu Ungar, se han visto acabados debido a su debilidad por el alcohol y las drogas. Si le gusta beber, no hay nada malo en ello. Eso sí, no beba mientras cuenta cartas. Cuando las personas beben, tienden a soltar la lengua y empezar a hablar sin ton ni son. ¡Revise la regla número uno!

Si es usted lo suficientemente inteligente, evitará estos cinco errores y, entonces, habrá esperanzas de que se convierta en un contador de cartas. Como con cualquier otra habilidad, el conteo de cartas requiere autodisciplina. Hay que saber cómo controlarse a uno mismo. No tendrá a un jefe supervisándole por encima del hombro y diciéndole qué debe hacer. Sea responsable y piense en el casino como lo haría con cualquier otro lugar de trabajo.

Cómo No Ser Pillado Por Contar Cartas

Algunas cosas le llevarán muy lejos a la hora de saltarse el escrutinio de los jefes del casino. Algunas de estas cosas necesitan cierta práctica pero una vez las convierta en un hábito, le resultará muy fácil desarrollarlas.

1. Cometa errores a propósito. Los supervisores del casino saben todo lo que se necesita saber sobre la estrategia básica en blackjack. Ellos saben cómo contar cartas. Ellos saben que jugadas son inteligentes y cuales son muy inteligentes. También saben identificar una mala jugada. En su mente, alguien que hace muy malas jugadas sólo puede ser un aficionado. Lo que hay que hacer es desarrollar deliberadamente, y de vez en cuando, jugadas que sólo un principiante haría. He aquí un ejemplo: divida un par de dieces cuando el crupier tenga un 10. Se trata de una jugada que sólo un principiante o un apostador ingenuo harían. Por supuesto, es probable que pierda cuando haga esto, pero ese no es el objetivo. Tan sólo asegúrese de que usted hace esas jugadas cuando el mazo esté frío y que apuesta el mínimo.

2. Aléjese de una baraja caliente. Cuando el recuento es muy alto (en el rango de 8 o superior), coja sus fichas y canjéelas por dinero en efectivo. Tómese un descanso y busque otra mesa. Son muy pocos los contadores de cartas que tienen la autodisciplina necesaria para alejarse de la mesa cuando la baraja es favorable. Esta es una muy buena manera de neutralizar la vigilancia del casino. Pero no tiene que hacerlo muy a menudo. Sólo necesita hacerlo una vez para enviar un claro mensaje de que usted no es un contador de cartas y tan sólo ha tenido suerte.

3. Practique hasta que le salga bien. Contar cartas en un juego de blackjack presencial puede resultar agotador mentalmente. Si titubea y resulta evidente que está mirando todas las cartas sobre la mesa, llamará la atención. Practique en casa hasta que consiga observar las cartas con una visión periférica en lugar de mirarlas directamente.

4. Tome sus decisiones con rapidez. Si el casino sospecha que es usted un contador de cartas, el titubear o vacilar a la hora de tomar una decisión confirmará sus sospechas. La estrategia básica es algo que tendrá que memorizar y ser capaz de ejecutar por instinto y sin demora. Practique hasta que conozca el juego correcto en todas y cada circunstancia.

5. Ofrezca una buena propina al crupier. Si está ganando un montón de dinero gracias al conteo de cartas, sea muy generoso con el crupier. Ofrezca una buena propina y no sea antipático. Los crupiers trabajan muchas horas y la mayor parte de su dinero la consiguen a través de las propinas. Créanos cuando le decimos que es mucho mejor tener al crupier de su lado. Si gana un montón de dinero y no da propinas, el crupier le devolverá la jugada. Y le dirá al jefe de sala que usted puede ser un contador de cartas.

6. No juegue en el mismo casino cada semana. Si tiene la suerte de vivir en una zona como Las Vegas que cuenta con numerosos casinos, no jugar en el mismo casino le resultará muy sencillo. Se puede pasar una semana en cada casino en Las Vegas y le llevaría casi un año dar un buen golpe en todos ellos. Usted no querrá convertirse en una cara familiar, si desea ser un contador de cartas.

7. Devuelva parte del dinero al casino. Esto puede sonar como una locura, pero si tiene la intención de convertirse en un contador de cartas profesional es mejor aprender cómo hacerlo. Coja parte de sus ganancias de blackjack y pase treinta minutos en las mesas de dados. Juegue a las tragaperras durante una hora con su esposa o esposo. Es muy difícil para el casino echar a alguien que está jugando juegos que dan al casino una ventaja abrumadora. Basta con contemplar estas sesiones de juegos como inversiones a largo plazo. Y si llega a conseguir un bote enorme en las máquinas tragaperras aún mejor.

Un Consejo Sobre Disfraces

Si le descubren contando cartas y le expulsan del casino, podría sentir la tentación de disfrazarse con el fin de volver. Nuestro mejor consejo es que se olvide de esto. A menos que usted sea un experto en maquillaje cinematográfico capaz de modificar toda su estructura facial, entrar disfrazado en un casino le puede causar graves problemas.

La mayoría de los casinos utilizan un software de reconocimiento facial muy sofisticado. Este programa es capaz de identificarle incluso si lleva un disfraz. Si es usted descubierto entrando en un casino después de que se le haya prohibido la entrada por contar cartas, irá a la cárcel. Porque entonces no será un contador de cartas. Será un intruso. Sencillamente, no vale la pena arriesgarse.

Afortunadamente, saber cómo el casino detiene a los contadores de cartas y cómo evitar ser atrapado le impedirá que le identifiquen como un contador. Muchos jugadores de blackjack muy famosos, como Ken Uston, vieron como sus carreras llegaban a su fin después de prohibírsele la entrada a varios casinos. Hoy en día, muchos casinos comparten información. Si le prohíben la entrada en uno de ellos, puede que otros muchos también le nieguen acceso.

 

Visit LasVegasUSA

Get
$3,000!

150% up to $3,000 Free
Click Here
*Online since 1999! We Love it!
close-link