Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Mucha gente que juega al blackjack no se da cuenta de que algunos crupieres son jugadores muy cualificados. Después de todo, se pasan horas repartiendo una mano tras otra. Esto les da una gran cantidad de tiempo para practicar el conteo de cartas y la estrategia básica, mientras reciben un sueldo. Las reglas de los casinos prohíben que un crupier juegue al blackjack en el establecimiento durante las horas de trabajo, pero se les permite visitar otros casinos cuando están fuera de servicio. Muchos de ellos lo hacen, y muchos ganan dinero jugando a las cartas.

Uno de estos crupieres era muy conocido en Las Vegas por ser un excelente jugador de blackjack. La vida de este crupier se vio consumida por el blackjack, un juego que a él se le daba muy bien. Cuando no estaba repartiendo cartas, estaba jugando. El casino donde trabajaba sabía que le gustaba jugar al blackjack en su tiempo libre, pero no le importaba. Él siempre ganaba y su casino no tenía ningún problema con el hecho de que su empleado ganará dinero de la competencia.

¿Está listo para jugar al blackjack con dinero real? Visite el casino Spinpalace hoy mismo y lea las opiniones. Disfrute de un bono en uno de los casinos online más seguros que existen. También podrá jugar desde su teléfono móvil.

El crupier era un experto contador de cartas. Todo el mundo lo sabía, incluso los casinos donde jugaba. Sin embargo, gracias a su talento nadie conseguía atraparlo. El crupier conocía todas las maneras de evadir el escrutinio. Cometía errores a propósito, y a menudo dejaba una mesa cuando la baraja estaba al rojo vivo. Para los casinos, se hizo evidente que nunca serían capaces de demostrar que era un contador de cartas. Tenían que encontrar una forma diferente de detenerlo.

Una noche, el crupier acudió a un casino para jugar al blackjack. Buscó una mesa que estaba vacía, de esa manera podía jugar cara a cara contra el otro crupier. Encontró una mesa así y se sentó. Unos minutos después, una señora corpulenta se sentó a la mesa. El crupier no le prestó demasiada atención y se preparó para otra sesión ganadora. El crupier no sospechó que aquella señora sentada en el Asiento de la Primera Base era lo que se conoce como una planta. Una planta es alguien contratado por el casino para sentarse en un juego de blackjack con el objetivo de conseguir que a los demás les resulte difícil ganar. Estos jugadores toman todo tipo de decisiones equivocadas, como dividir decenas y pedir las cartas que harían pasarse al crupier. Cualquiera que haya jugado al blackjack sabe que alguien que siempre viola la estrategia básica puede cambiar todo el juego.

El crupier-jugador no era estúpido y pronto reconoció a la planta. Inmediatamente, redujo sus apuestas al mínimo de la mesa y comenzó a mantener una amistosa conversación con la señora. La felicitó por cada mala decisión que tomaba. Es más, comenzó a coquetear con la señora y llamó a la camarera para que le sirviera bebidas con regularidad. Muy pronto la mujer estaba borracha y se había olvidado del motivo por el que estaba allí. El crupier siguió pidiendo bebidas, pero no parecía que el alcohol le estuviera afectando a él.

No pasó mucho tiempo antes de que la mujer estuviera demasiado borracha para jugar y fuera invitada a abandonar el casino por un par de guardias de seguridad. El crupier reanudó su conteo y aumentó sus apuestas cuando el conteo creció. Como siempre, se levantó de la mesa de blackjack con un enorme beneficio.

A la noche siguiente, el crupier regresó a su trabajo en su propio casino. Estaba allí repartiendo cartas a distintos jugadores cuando, de repente, una cara familiar se acercó a su mesa. Era la camarera de la noche anterior. El crupier le hizo un guiño y le dedicó una sonrisa, y comenzó a repartir las cartas. Nadie podría adivinar que la chica había añadido el doble de alcohol en las  bebidas de la señora corpulenta de la noche anterior, mientras sólo servía agua con gas y una rodaja de limón al crupier. El crupier y la camarera tenían una relación sentimental, algo que nadie más sabía.

Deja un comentario

Por favor, escribe tu nombre. Por favor introduzca una dirección de correo electrónico válida. Por favor introduce el mensaje.
Vill du Spela Blackjack på Mobilen?
Leo Vegas är det mest framhävande mobilcasinot i Sverige
Ready to Play Blackjack?
Play blackjack online and win real money at my favorite casino. Offering one of the best blackjack bonuses. Click below to check it out.
Ready to Play Blackjack?
Play blackjack online and win real money at Miami Club Casino. Claim a $100 welcome bonus 8 time. It is worth checking it out, only takes a minute :-). A+ Rating
Support CountingEdge!
Support CountingEdge by visiting this months recommended online casino. By playing at the casino, we get a fee and as a player it costs you nothing extra. Click YES I AM to support the free content we offer! :-)