Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En estas páginas se cubren los diferentes aspectos del juego de blackjack. Tómese su tiempo para revisar estos datos y otras secciones, aquí en CountingEDGE.com, con el fin de aprender cómo jugar al blackjack. Si tiene cualquier pregunta, envíeme un mensaje y haré todo lo posible por contestarle. ¡Si nunca ha jugado al blackjack, no se preocupe que no es tan difícil y también puede echar un vistazo a mi otra página para jugadores de blackjack principiantes!

Pinche en los siguientes enlaces para saltar a la sección correspondiente:

¿Está listo para jugar al blackjack con dinero real? Visite el casino Spinpalace hoy mismo y lea las opiniones. Disfrute de un bono en uno de los casinos online más seguros que existen. También podrá jugar desde su teléfono móvil.

Fundamentos del Juego de Blackjacks

El objetivo del blackjack es sencillo y directo: como jugador, su objetivo es obtener un total de 21 cartas, o quedarse lo más cerca posible de 21 sin pasarse. Para ganar, el total de sus cartas debe ser mayor al total de las cartas en poder de su oponente. En el blackjack, su oponente es siempre la casa, la cual está representada por el crupier. No importa cuántos jugadores estén sentados en la mesa, el crupier es el único al que se debe batir a fin de ganar una mano y recoger una apuesta ganadora. Puede haber múltiples ganadores y perdedores en cada mano repartida en una mesa de blackjack, ya que cada jugador compite contra la casa.

Originalmente, el blackjack se jugaba con una sola baraja de cartas. Hoy en día, esto prácticamente no se ve. En la mayoría de los casinos, se utilizan un mínimo de dos mazos y, lo más común, es encontrarse con juegos que utilicen de seis a ocho barajas. Los mazos se barajan juntos y se colocan en un zapato. Un zapato es una bandeja de plástico que se encuentra a la izquierda del crupier. El zapato se introdujo para aumentar la ventaja de la casa sobre el jugador y para desanimar a los contadores de cartas.

Si bien, hoy en día, existen muchos sistemas disponibles que proponen enseñar a contar cartas a los jugadores de blackjack, el mejor consejo es que se olvide de ello. No solo resulta extremadamente difícil mantener un recuento exacto con un zapato de seis u ocho mazos, sino que las sanciones por ser identificado como un contador pueden ser muy superiores a las posibles ganancias. A un jugador se le puede prohibir la entrada a un casino e incluso, en algunas zonas, puede recibir una denuncia legal. No se arriesgue a ello. Dedíquese a la estrategia básica y céntrese en hacer la jugada correcta en cada mano, en vez de intentar contar cartas.

El Valor de las Cartas en Blackjack

A cada carta utilizada en blackjack se le asigna un valor numérico específico. Las cartas se enumeran de 2-9 y se les asignan valores nominales. Todas las cartas con valor 10 y figuras—jota, reina, rey—tienen un valor de 10. Un as es la única carta en el blackjack que tiene dos valores posibles, pudiéndose contar como un 1 o como un 11.

Es importante recordar estos totales ya que, en definitiva, conforman el valor de una mano de blackjack. Veamos un ejemplo: para empezar el juego, se reparten un rey de espadas y un seis de copas. El total de la mano en ese momento es de 16: 10 (rey) + 6 (seis) = 16. En el juego de blackjack, los palos de las cartas no importan. El ocho de corazones tiene el mismo valor que el ocho de espadas, y ambos cuentan como 8. Debido a que a los ases se les asignan dos valores posibles, las manos que contienen un as pero no forman un blackjack se conocen como manos “suaves”. Por ejemplo, un as y un 6 es un 17 “suave”. Los jugadores pueden intentar mejorar estas manos mediante la petición de una carta extra sin el temor de superar un 21. Una mano que no contiene un as, se conoce como una mano “dura”. Un 17 duro podría ser un 10 y un 7.

Más Información sobre el AS

El término AS se originó en los juegos de dados, haciendo referencia a un lado con un único punto. En los primeros juegos de cartas, el as tenía el valor más bajo y, por lo general, suponía mala suerte. De hecho, en Europa el término fue utilizado durante mucho tiempo con el significado de mala suerte. Algunos juegos que se remontan al siglo XVI presentaban ases altos, pero ésta no se convertiría en una práctica común hasta el turbulento siglo XVIII.

La propia Revolución Francesa que impulsó el juego del 21 en Estados Unidos también cambió la forma en que el AS se percibía en los juegos. De repente, era políticamente incorrecto tener cartas que representaban a la realeza en la parte superior del mazo, sobre todo después de que el rey galo perdiera la cabeza. Para remediar esto, los jugadores franceses convirtieron al humilde as, un símbolo del hombre común, en un valor más alto. Al mismo tiempo, las cartas con figuras reales fueron despojadas de sus coronas y reducidas a meras representaciones personificadas de ideales, como la libertad y la democracia. La llegada de Napoleón restauraría la monarquía, pero el as mantuvo su nuevo estatus.

Hoy en día, el as es una de las cartas más importantes en una mano de blackjack debido a su capacidad para variar entre un 1 y un 11, según sea necesario. La única manera de ganar a un blackjack natural, y por extensión obtener una ganancia mayor, es tener un as como parte de la mano. Al mismo tiempo, un as que, de otro modo podría haber contribuido a pasarse, puede ser reducido a un 1 y, posiblemente, salvar al jugador de sufrir una costosa pérdida.

¿Qué Es un ‘BLACKJACK Natural’?

Un Blackjack “natural” se produce cada vez que el valor de las dos cartas iniciales recibidas por el jugador o por el crupier asciende a 21. Para que esto suceda, una carta debe ser un as y la otra una carta de valor 10 (10, jota, reina, rey de cualquier palo). Es posible hacer un total de 21 con más de dos cartas, como veremos más adelante, pero un blackjack “natural ” siempre estará compuesto por las dos cartas iniciales recibidas en una mano del juego.

Siempre que un jugador o el crupier reciban un blackjack, ganarán la mano. Si recibe un blackjack no tiene necesidad de seguir actuando en la mano; el crupier deberá pagar su apuesta ganadora y recoger las cartas. La mano habrá terminado para usted. Si el crupier tiene un blackjack, todos los jugadores en la mesa de blackjack pierden y se inicia una nueva mano. La excepción a esto sucede cuando tanto un jugador como el crupier obtienen un blackjack. En este caso, la mano es un “push” o empate. No se gana, pero no hay pérdida. Hay, sin embargo, una opción que se puede utilizar en este escenario para garantizar una rentabilidad equilibrada y la cual se conoce como seguro. Hablaremos más sobre este tema y otras opciones del jugador en unos momentos.

Conseguir un blackjack es poco frecuente, pero muy favorable. En lugar de recoger solo el dinero de su apuesta inicial, un blackjack le ofrecerá una devolución de 3-2. Esto es, si su apuesta inicial fue de $10, se le pagará $15 por un blackjack ganador.

Elegir una Mesa de Blackjack para Jugar

En primer lugar, hablaremos de cómo se presenta una mesa de blackjack. El crupier se queda de pie tras la mesa, la cual tiene forma de semicírculo, y se enfrenta a los jugadores. Hay varios asientos en cada mesa. En la mayoría de los casos, el número máximo de jugadores en una mesa es de seis, pero algunas mesas proporcionan espacio para hasta siete jugadores. El espacio directamente delante del jugador en la mesa es donde se distribuyen las cartas. En un casino físico no se permite tocar las cartas, excepto en algunos juegos que se juegan con uno o dos mazos. En un casino presencial, las mesas de blackjack están agrupadas en torno a una gran zona que se conoce como “pozo” y la cual está controlada por un supervisor o “jefe del pozo”. Este jefe de pozo, o jefe de sala, es responsable de la exactitud de las transacciones en la mesa, asegurándose de que el juego se lleva a cabo sin problemas. El o la supervisora también está a cargo de resolver las controversias que puedan surgir entre los jugadores y el crupier.

Cada mesa tiene una apuesta mínima, la cual se anuncia en un cartel visible para todo el mundo. La apuesta mínima es la apuesta más baja que un jugador puede realizar para recibir cartas en una ronda de juego. Las mesas de blackjack pueden tener apuestas mínimas que vayan desde tan solo un dólar a más de $500. Las mesas de blackjack también pueden variar el número de mazos utilizados en un juego. Por lo general, cuanto más bajo es el número de mazos utilizados, más alta es la apuesta mínima.

La principal reflexión que se ha de hacer a la hora de seleccionar una mesa es la cantidad de capital de la que dispone. Este capital de juego, o fondo, ayudará al jugador a determinar el nivel apropiado al que jugar. Como regla general, con el fin de tener éxito, usted debe tener un capital al menos 50 veces más alto que la apuesta mínima. A modo de ejemplo, para jugar en una mesa con una apuesta mínima de $5, deberá tener, al menos, $250 para empezar. Por supuesto, el casino no tendrá problemas permitiéndole comprar cualquier cantidad que iguale el mínimo de la mesa. Tampoco tendrán ningún problema llevándose esa cantidad cuando usted se pase en su primera mano.

El blackjack es un juego particularmente susceptible a cambios, ya que se juega principalmente con múltiples barajas de cartas. Se pueden perder muchas manos seguidas antes de que las cartas se vuelvan favorables al jugador. El único modo de evitar ser aniquilado durante una mala racha es contar con el suficiente capital para soportar la embestida.

La Selección de las Mesas en el Blackjack Online

Si está jugando al blackjack en un casino online, el proceso de selección de la mesa es un tanto diferente. Muchos casinos online tienen un vestíbulo virtual que muestra las mesas disponibles y la apuesta mínima requerida para jugar en cada una de ellas.

Cuando haya encontrado una mesa con una apuesta mínima que se adapte a sus fondos, solo tiene que marcarla y pinchar. A continuación, será dirigido al juego en sí, donde puede pinchar en cualquiera de los asientos vacíos disponibles en la mesa.

En el juego de blackjack online también es común jugar uno-a-uno con la banca. En otras palabras, no podrá ver a otros jugadores en la mesa. Las únicas personas presentes serán usted y el crupier virtual.

A estas alturas le puede resultar interesante saber qué hacer cuando se excede el límite de una mesa de blackjack.

Donde Sentarse en una Mesa de Blackjack Presencial

En la mayoría de los casos, cuando juega al blackjack online no tiene posibilidad de elegir el asiento que quiere ocupar a la mesa. Esto no sucede en un casino presencial, y algunos de estos asientos pueden ofrecer una potencial ventaja, o desventaja, a un jugador astuto.

En un juego de blackjack físico, el asiento a la izquierda del crupier se conoce como “primera base”, y el jugador que lo ocupa será el primero en recibir cartas en una ronda de juego. Este jugador también será el primero en actuar en su mano. En el extremo opuesto de la mesa, justo a la derecha del crupier, está el asiento conocido como “tercera base”. El jugador colocado ahí, recibirá sus cartas en último lugar y actuará en consecuencia tras todos los jugadores en una mano. El crupier en la mesa de blackjack es siempre el último en recibir cartas.

La ventaja por estar sentado en el asiento “tercera base” es obvia. Tendrá la oportunidad de conocer todas las decisiones tomadas por los otros jugadores antes de actuar en su mano. En cualquier juego de azar, la información es algo muy importante. De la misma manera, sentarse en la “primera base” significa que actuará el primero sin el beneficio de saber qué cartas salen del zapato, un beneficio que tienen el resto de los jugadores que actúan en la mano.

La selección de asiento es más importante para aquellos que desean tener una idea de si el mazo es favorable para la casa o para el jugador. A veces la información extra obtenida de las acciones de los jugadores que actúan antes que usted puede proporcionarle una ventaja, pero a menos que usted sea bastante hábil en el juego no debería prestar demasiada atención al asiento que ocupa. Cualquier asiento valdrá.

Comprar Fichas de Blackjack en los Casinos

Una vez haya seleccionado una mesa y se haya sentado a jugar, es hora de comprar las fichas del casino que serán utilizadas en el juego. Para comprar fichas en un juego presencial, solo tiene que colocar su dinero en la mesa delante de usted. Cuando el crupier complete el juego en curso, él/ella tomará su dinero, lo contará a la vista de todos en la mesa, e informará del total en voz alta al supervisor del pozo de blackjack. Una vez el supervisor acepte la cantidad, el crupier dará las fichas al jugador a cambio del dinero.

Las fichas en la mesa de blackjack tienen una variedad de colores, que pueden diferir de un casino a otro, siendo los siguientes colores los más comunes:

  • Rojo= $5
  • Verde= $25
  • Negro = $100

Después de que un jugador obtenga sus fichas, estará preparado para recibir sus cartas y comenzar a jugar su mano.

Comprar Fichas Online

En un juego online, el proceso de comprar fichas es un poco diferente.

Tendrá que registrar una cuenta antes de poder elegir una mesa para participar en el juego. Una vez seleccione la mesa, por lo general, se le pedirá que introduzca la cantidad de capital que desea poner en juego. Basta con introducir la parte del saldo de su cuenta que desea utilizar y los fondos se convertirán, automáticamente, en fichas con las que poder jugar.

¿Cómo Se Reparten las Cartas en Blackjack?

Una vez todos los jugadores que desean recibir cartas hayan hecho al menos la  apuesta mínima de la mesa, el crupier comenzará a repartir las cartas y el juego empezará.

En juegos que implican varias barajas, el proceso de reparto es el siguiente: el crupier comienza repartiendo una carta boca arriba al jugador a su izquierda y continúa alrededor de la mesa. La última carta que se reparte en esta primera ronda será para el crupier y se repartirá boca arriba. A continuación, el crupier reparte una segunda carta boca arriba a los jugadores, comenzando, una vez más, con el jugador a su izquierda y continuando alrededor de la mesa. La carta final de esta segunda ronda de reparto será para el crupier, pero esta carta se reparte boca abajo y se conoce como la carta “agujero” del crupier.

A este punto, cada jugador tiene dos cartas boca arriba sobre la mesa delante de ellos. El crupier también tiene dos cartas, una boca arriba y otra boca abajo, la cual  permanece oculta durante toda la acción de apuestas.

Una vez que todos los jugadores en la mano y el crupier hayan recibido cartas, el crupier deberá echar un vistazo a su carta de agujero para determinar el total de su mano. Si las dos cartas del crupier suman 21, eso significa que tiene un blackjack. Entonces, el crupier deberá girar su carta del agujero inmediatamente para revelar su mano a los jugadores y el juego habrá terminado. La banca gana. Si, tras mirar su carta del agujero, el crupier ve que no tiene un blackjack, el juego continúa. Cada jugador, comenzando por el jugador a la izquierda inmediata del crupier, tendrá la oportunidad de actuar en su mano. Si usted tiene un blackjack, no se requiere ninguna acción adicional. El crupier deberá pagar su apuesta a 3-2, retirar las cartas, y pasar al siguiente jugador. Si usted no tiene un blackjack, hay varias opciones posibles para desarrollar en esta etapa del juego.

Las Opciones del Jugador en el Blackjack

Una vez más, si un jugador ha recibido un blackjack en sus dos cartas iniciales, entonces no tiene que hacer nada más. El crupier deberá pagar su apuesta inicial con una probabilidad de 3-2 y retirar las cartas del juego. El jugador gana y se acaba la mano para él. La excepción a esta norma se da cuando el crupier también tiene un blackjack. En este caso, el juego es un “push” o empate. El crupier dará un suave toque en la mesa frente al jugador y retirará las cartas. En un empate no se paga al jugador, pero tampoco pierde su apuesta inicial.

Si un jugador no tiene un blackjack, hay varias opciones a seguir:

Un jugador puede PLANTARSE en su mano. Cuando un jugador se planta con sus dos primeras cartas, es indicativo de que cree que tiene un total más alto que el crupier. Para indicar que desea plantarse, un jugador tan solo tiene que mover su mano sobre la parte superior de sus cartas. Es importante recordar que no se permite a un jugador tocar sus cartas en una mesa de blackjack. Un simple movimiento de la mano sobre la parte superior de las cartas indicará al crupier que el jugador está contento con su total y el crupier pasará al siguiente jugador. En este enlace encontrará más información sobre Plantarse en blackjack.

Un jugador puede PEDIR otra carta en su mano. Esto significa que el jugador desea mejorar su total pidiendo otra carta. Para indicar esta acción, el jugador solo necesita tocar la mesa con su dedo índice o rascar un poco la mesa justo frente a sí. Una vez más, un jugador no puede tocar las cartas. El crupier deberá reconocer ese gesto y repartirá al jugador una carta adicional boca arriba, la cual se añadirá al total de sus dos cartas iniciales. Si el nuevo total es superior a 21, el jugador se habrá pasado. El crupier retirará las cartas y la apuesta del jugador. Si el nuevo total es inferior a 21, el jugador tiene las mismas opciones que tenía al comenzar la ronda, pudiendo plantarse o pedir. Esta acción continuará hasta que el jugador se plante, se pase, o alcance un total de 21. Pinche en este enlace para encontrar más información sobre Pedir en blackjack. 

También es posible que un jugador DOBLE en su mano. Las reglas para doblar varían de casino en casino. Algunos casinos permiten al jugador doblar con cualquier par de cartas, mientras que otros solo permiten doblar cuando el jugador tiene un total de 9, 10 u 11. Para doblar la apuesta, un jugador coloca sobre la mesa fichas equivalentes a la cantidad de su apuesta inicial al lado de dicha apuesta inicial. Esto alertará al crupier de que está doblando y, entonces, le repartirá una carta extra boca arriba. Esta es la única carta que se le permite recibir para mejorar su mano tras doblar. Ahora tendrá que plantarse con el total de sus cartas y el juego procederá a los otros jugadores en la mesa. Pinche este enlace para más información sobre Doblar en blackjack.

Es también posible dividir cualquier par de cartas que se reparten inicialmente. Por ejemplo, digamos que usted recibió dos 8 para empezar. Al colocar una cantidad de fichas igual a su apuesta inicial sobre la mesa, estos 8 se pueden dividir en dos manos separadas. El crupier colocará una nueva carta boca arriba en cada 8 para formar una nueva mano. Una vez formadas las nuevas manos, se jugará como lo hubiese hecho con una sola mano, teniendo las opciones de plantarse, pedir, doblar, etc. En algunos casinos se puede dividir la mano una segunda o incluso una tercera vez, si se recibe otro par tras la división inicial. La excepción a esta regla se da al dividir ases. En muchos casinos, solo se permite dividir ases una sola vez. Pinche este enlace para más información sobre Dividir Ases y Ochos en blackjack.

Si el crupier tiene un as en su carta boca arriba, a usted se le ofrecerá la opción de aceptar un SEGURO. Antes de que el crupier mire su carta del agujero, o boca abajo, usted puede colocar sobre la mesa una apuesta igual a la mitad de su apuesta inicial. La colocación de una apuesta de seguro indica que usted cree que el crupier tiene un blackjack. Si el crupier, de hecho, tiene un blackjack, su apuesta del seguro se le pagará a 2-1, pero perderá su apuesta inicial. Si el crupier no tiene un blackjack, perderá la apuesta del seguro y el juego continúa con normalidad. Cabe señalar que la mayoría de los jugadores de blackjack experimentados consideran que la apuesta del seguro es una mala apuesta. Solo se debe tener en cuenta cuando se tiene un blackjack. Aceptar la apuesta del seguro cuando se tiene un blackjack y el crupier muestra un as, garantiza que recibirá dinero a la par en su blackjack. Si no acepta la apuesta del seguro y el crupier tiene un blackjack, el juego termina en un empate. No se gana, pero no hay pérdidas. Puede ser tentador jugar así con el fin de recibir un pago de 3-2 por su blackjack, pero su tentación se desvanecerá la primera vez que no reciba nada por la mejor mano que se puede realizar en una mesa de blackjack. Los blackjacks son muy poco frecuentes, y resulta difícil conformarse con un empate. Asegure su blackjack contra el as del crupier y recoja un mínimo de dinero a la par. Lea más sobre el Seguro en el blackjack aquí.

Algunos casinos le permitirán RENDIRSE en su mano. Si el crupier no tiene un blackjack, usted puede renunciar a la mitad de su apuesta inicial y la mano se acabará. La opción de rendirse reduce la ventaja de la casa contra usted por lo que siempre deberá elegir aquellos juegos que le permitan rendirse sobre aquellos otros que no se lo permiten. Cuando tiene un total de 16 contra una carta boca arriba del crupier con un valor de 10, lo más sensato es renunciar a la mitad de su apuesta y vivir para contarlo y volver otro día. Haga clic aquí para leer más sobre la Rendición en blackjack.

Una vez todos los jugadores hayan actuado en sus manos llevando a cabo una de las opciones mencionadas anteriormente, será el momento de que el crupier actúe en su mano.

Las Opciones del Crupier en el Blackjack

Como se ha indicado en la sección sobre las opciones del jugador, un blackjack del crupier termina la mano de inmediato y todos los jugadores en la mesa pierden, excepto aquellos que también tienen un blackjack. Si el crupier no tiene un blackjack, el juego continúa. Cuando todos los jugadores hayan actuado en su propia mano, el crupier girará su carta boca abajo y revelará el total de su mano.

Una de las razones por las que el juego de blackjack tiene una ventaja tan baja para la casa es porque el crupier está atado a un conjunto muy específico de normas establecidas por el casino. Cuando el total de sus dos cartas es igual o inferior a 16, el crupier debe repartirse una carta adicional. Cuando el total de sus dos cartas es igual o superior a 17, el crupier deberá plantarse. En algunos casinos se requiere al crupier pedir un 17 “suave”. Esta norma es muy desfavorable para el jugador, quien debería evitar aquellos juegos que la incluyan.  Si el crupier tiene un total de 16 o menos, tratará de repartirse a sí mismo una carta que se añada a este total.

Si el nuevo total es superior a 21 y el crupier se pasa, el resto de jugadores en la mesa que todavía permanecen en esa mano, ganan. Si el nuevo total es superior a 17, pero no excede 21, el crupier se planta en su mano. A continuación, su total se compara con los totales de cada jugador en la mano, de uno en uno. El que se quede más cerca a 21 gana la mano.

Cobrar Ganancias en un Casino

En cualquier momento, un jugador puede elegir no comenzar una nueva mano y dejar la mesa de blackjack con el saldo de sus fichas. El crupier le preguntará al jugador antes de irse si quiere “colorear” sus fichas. Esto tan solo significa que el crupier deberá convertir el total de sus fichas en una denominación más alta. Por ejemplo, supongamos que usted decide dejar el juego con $100. Usted tiene 20 fichas de $5 en frente. El crupier ahora “colorea” esos $5 en fichas, seleccionándolas y dándole a cambio 1 ficha de $100. Hacer esto permite que las fichas que se utilizan con mayor frecuencia permanezcan en la mesa de blackjack en lugar de ser llevadas a la caja.

Una vez que sus fichas hayan cambiado de color, puede proceder hasta el cajero más cercano para canjearlas por moneda de curso legal.

Cobrar Online

Abandonar un juego de blackjack online con sus ganancias es bastante sencillo. Tan solo busque el botón de “Salir del Juego” y haga clic sobre él. Inmediatamente, será redirigido al vestíbulo del casino online y sus fichas se añadirán a su cuenta.

Las 3 Más Fáciles y Mejores Reglas a Recordar en Blackjack

Se podrá pasar años refinando su estrategia de blackjack y estudiando el juego a fin de convertirse en un mejor jugador. Si bien la estrategia avanzada del blackjack puede resultar bastante compleja, existen algunos trucos que ayudarán a cualquier jugador:

No divida dieces. Dos cartas de valor diez le dan un total de 20, la segunda mejor mano que se puede obtener en una mesa de blackjack. Dividir estas cartas es una apuesta perdedora.

Divida siempre un As o un 8. Aunque ciertas estrategias más avanzadas le ofrecerán ejemplos de ocasiones donde esta posibilidad no es una buena opción, por ahora siga los conceptos básicos y divida estas cartas. La razón tras ello es sencilla: la división de ases le da la oportunidad de hacer un blackjack en cada una de las nuevas manos. Por otro lado, los ochos deben dividirse debido a que su total es 16, el peor total que se puede tener en una mesa de blackjack. Doble siempre con un total de 11. Recibirá una carta adicional después de doblar. En el mazo hay más cartas con valor diez que cualquier otra carta de la baraja y las probabilidades de hacer un total de 21 son favorables.

Glosario del Blackjack: Términos Más Frecuentes

Blackjack – es un popular juego de cartas ofrecido en los casinos y donde los jugadores intentan alcanzar un total de 21 sin excederse. El nombre “natural” se da a la mejor mano posible en el blackjack, aquella compuesta por hasta dos cartas, un as y una carta de valor 10 (10, J, Q, o K).

Pasarse – tener una mano con un total que excede 21. Esta mano es una mano perdedora.

Doblar o Double Down – un jugador puede elegir doblar su apuesta inicial tras mirar sus primeras dos cartas. Cuando el jugador dobla, recibe UNA carta extra, la cual se añade a su total y entonces deberá plantarse.

Dinero a la Par – cuando un jugador elige tomar un seguro sobre su propio blackjack, después de que el crupier haya mostrado un as en su carta boca arriba, garantiza un pago de 1-1, en vez de empate.

Primera Base – el asiento en la mesa de blackjack inmediatamente a la izquierda del crupier; el primer jugador en recibir cartas y el primero en actuar en cada mano del juego.

Mano Dura – una mano dura es cualquier mano que incluye las dos cartas repartidas inicialmente y que no contienen un as.

Pedir – solicitar una carta extra con el objetivo de mejorar el total de la mano. Una carta extra con un resultado total que excede 21 hará que se pase en la mano.

Carta del Agujero – la segunda carta recibida por el crupier en una ronda y la cual no es visible para los jugadores.

Seguro – una apuesta igual a la mitad de la apuesta inicial del jugador, la cual se puede hacer cuando el crupier muestra un as en su carta boca arriba. Si el crupier tiene un blackjack, el jugador recoge un 2-1 en una apuesta con seguro, pero pierde su apuesta inicial.

Empujón o Empate – un empate entre el crupier y el jugador.

Zapato – una bandeja de plástico que contiene 6-8 mazos de cartas. El crupier reparte las cartas desde el zapato.

Mano Suave – cualquier mano inicial dos cartas, excepto un blackjack, que contiene un as. Esta mano suave no puede darse tras pedir una carta extra con el fin de mejorar la mano.

Dividir – cualquier par de cartas (8-8, 7-7, 10-K, etc.) que se puede dividir en dos manos separadas. Cada división recibirá entonces una carta extra para formar una nueva mano.

Plantarse – es lo que hace un jugador cuando está satisfecho con el total de su mano y no desea recibir más cartas.

Rendición – es una opción que permite a un jugador perder la mitad de su apuesta inicial y acabar la mano.

Tercera Base – el asiento situado inmediatamente a la derecha del crupier y el último en actuar.

Carta Boca Arriba – la primera carta que se distribuye el crupier a sí mismo y la cual es visible para todos los jugadores en la mesa de blackjack.

Vill du Spela Blackjack på Mobilen?
Leo Vegas är det mest framhävande mobilcasinot i Sverige
Ready to Play Blackjack?
Play blackjack online and win real money at my favorite casino. Offering one of the best blackjack bonuses. Click below to check it out.
Ready to Play Blackjack?
Play blackjack online and win real money at Miami Club Casino. Claim a $100 welcome bonus 8 time. It is worth checking it out, only takes a minute :-). A+ Rating
Support CountingEdge!
By visiting the casinos we recommend it costs you nothing & in return the casinos pay us a fee for sending players. With that money we can grow & serve you more content. Are you willing to help us ?